El inicio de una candidatura mundialista es casi indetectable. Los países interesados deben postularse con muchos años de anticipación y por eso, desde ahora, México se traza como objetivo la realización de la Copa del Mundo del 2026.

Luego de que la FIFA eligiera presidente a Gianni Infantino, el siguiente paso es el Congreso internacional en mayo, a realizarse en Ciudad de México, por lo que se comenzarán las pláticas para mostrar el deseo de traer el Mundial al país.

Es importante que en un momento de transición para la FIFA sólo cuatro países hayan sido llamados a ser escrutadores para darle transparencia al proceso de elección, eso habla bien de México”, expresó Di María.

En los últimos tres meses, el presidente de la Femexfut ha podido charlar con Gianni Infantino en aproximadamente cinco ocasiones, sobre todo para detallar pormenores de su visita en mayo.

Será su primer evento como presidente. Quiere trabajar para el futbol y ese objetivo lo comparte la Federación Mexicana de Futbol plenamente. En ese sentido habrá posibilidades importantes de hacer trabajos en conjunto con la FIFA.”

Obviamente, la construcción del sueño de un tercer mundial en México tiene diferentes escalas y la primera es dar a conocer en mayo la intención de organizarlo para que cuando se abra el periodo de opciones, después del Mundial de Rusia 2018, México ya tenga algo de ventaja.

En 10 días viajaré a Zúrich para hablar con Infantino. Desde ahora lo digo claramente: cuando se abra el proceso de candidaturas para la asignación del Mundial del 2026, México estará presente.”

Otra de las cosas que se discutirán en mayo próximo en el citado congreso es la posibilidad de incrementar la cantidad de selecciones que asisten a una Copa del Mundo. Se pretende pasar de 32 a 40 para 2026.

Desde diciembre pasado se planteó esa idea y en la hipótesis obviamente todas las confederaciones tienen un incremento de invitados. Se busca hacer espacio para ocho selecciones más y por supuesto eso radica en que Concacaf tendría uno o dos sitios extras.”

Entiende Decio de María, presidente de la Femexfut, que la preparación de un Mundial y la consecución de un objetivo implica muchos compromisos sociales.

Sabemos que no solamente es lo deportivo, es una fiesta mundial que necesita una buena organización, administración y finanzas, con una buena logística y el proyecto tiene que estar muy bien detallado.”

De acuerdo a la rotación geográfica que exigía la FIFA, se espera que se oficialice que la zona de Concacaf por turno tiene el derecho de realizar una Copa del Mundo, por lo que De María afirmó que “ser anfitrión de la fiesta más grande del mundo sería un honor que significaría mucho para el país”. (http://www.excelsior.com.mx/)