México.- La Selección de Brasil se medirá ante México en los octavos de final de la Copa del Mundo Rusia 2018. Históricamente, el Scratch do Ouro ha dominado al cuadro azteca en selecciones mayores, ya que de 40 encuentros disputados ante los sudamericanos, el Tri ha perdido en 23 ocasiones, ganado 10 y empatado en siete, de acuerdo con información de la FIFA.

Pero el siglo XXI lució diferente para la Selección Mexicana. Desde 2001 se han enfrentado en 10 ocasiones, con siete triunfos del cuadro mexicano, un empate y dos derrotas.

Entre algunos de los encuentros en los que el combinado nacional derrotó a la Verdeamarela destacan dos finales de Copa Oro, una Copa Confederaciones, un Mundial Sub-17 y la final de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

A continuación los partidos más sobresalientes de la rivalidad histórica entre estas dos selecciones que se enfrentarán el próximo lunes 2 de julio, en el estadio Cosmos Arena de la ciudad de Samara en Rusia, en el que será su quinto enfrentamiento mundialista.

COPAS DEL MUNDO

La Selección Mexicana ha enfrentado a Brasil en cuatro ocasiones, siempre en fase de grupos, en donde los resultados nunca le han favorecido. En el Mundial de 1950, el equipo sudamericano goleó 4-0 al Tricolor, cuatro años después repitió la dosis en el Mundial de 1954 en Suiza, con un marcador de 5-0.

Se volvieron a encontrar en 1962 en Chile, el marcador fue por 2-0. No se volvieron a ver las caras hasta 2014, con el único resultado positivo para el combinado mexicano en un empate sin goles.

JUEGOS OLÍMPICOS

Londres 2012 fue para el combinado mexicano una de sus mayores glorias en un evento deportivo internacional.

La llamada catedral del futbol, el Estadio de Wembley, fue testigo de otro triunfo sobre el Brasil de Neymar. La Selección Mexicana Sub-23 venció a la Verdeamarela 2-1 y consiguió colgarse la Medalla de Oro.

El Tri dejó a Brasil sin el oro que lleva persiguiendo durante décadas en la justa olímpica, y dejó marcada para el futuro a la espléndida generación que trajo a Gran Bretaña. Los Neymar, Oscar, Hulk, Marcelo, Leandro Damiao y compañía.

COPA ORO 1996 Y 2003

En 1996 Brasil fue invitado por primera vez al certamen que realiza la Concacaf. Con un equipo de jóvenes encabezados por Dida y Zé Roberto, México, entonces dirigido por Bora Milutinovic, venció con goles de Luis García y Cuauhtémoc Blanco a la Verdeamarela.

Fue la primera victoria en competencia oficial del cuadro mexicano sobre Brasil. Para el evento celebrado en Estados Unidos en 2003, el cuadro azteca nuevamente se veía las caras con el Scratch do Ouro.

Con un solitario gol de oro anotado por Daniel Osorno, México se impuso por tercera ocasión en una final al combinado brasileño (en 1999 obtuvo la Copa Confederaciones en el evento celebrado en nuestro país.

COPA CONFEDERACIONES 1999

La Copa Confederaciones llegaba a México por primera vez.

A pesar de que Brasil envió a un equipo alternativo, logró enfilarse a la final con un cuadro encabezado por Dida, Emerson, Zé Roberto, Serginho y una joven promesa que a la postre sería considerado uno de los mejores jugadores del mundo: Ronaldinho.

El escenario perfecto fue el Estadio Azteca. México abrió el marcador con un gol de Miguel Zepeda y José Manuel Abundis marcó el 2-0. Un penal anotado por Serginho le dio respiro al equipo brasileño.

Iniciando el segundo tiempo Brasil emparejó los cartones con el gol de Roni. Sin embargo, Miguel Zepeda daría calma al cuadro mexicano para el 3-2. Un golazo de Cuauhtémoc puso el 4-2, pero no hubo tiempo para festejar, pues Zé Roberto anotó el 4-3 casi inmediatamente. A pesar de la fortaleza del cuadro sudamericano, el Tri consiguió el que hasta ahora es su mayor logro a nivel de selecciones mayores.

SELECCIÓN SUB-17

El Campeonato Mundial Sub-17 Perú 2005 fue uno de los acontecimientos más importantes en la historia del futbol mexicano.

El Tri llegó a la final de ese torneo venciendo en semifinales a la Selección de Holanda. Antes, habían dejado en el camino a Corea del Norte y Turquía.

Después de un inicio en el que Brasil tenía las oportunidades más claras, México fue abriendo el camino con aquel gol de Carlos Vela a pase de Giovani dos Santos, el zapatazo de Omar Esparza apenas dos minutos después, y la puntilla del talismán Éver Guzmán para sentenciar el 3-0. México era campeón del mundo. (ElFinanciero.com.mx)