El cantante, Michael Jackson, se inyectó hormonas cuando tenía 13 años para retrasar su pubertad y mantener su peculiar voz aguda, se informó en “La Taquilla”.

Esto lo afirma su ex médico, Conrad Murray, quien está en la cárcel, en el libro “This is it”, de acuerdo con debate.com.mx.

Murray reveló también que Michael quería casarse con una niña de 12 años y que su segunda opción era la actriz Emma Watson, de quien se enamoró cuando ella tenía sólo 11 años. (RadioFormula.com.mx)