Matamoros, Tamaulipas.- Mientras en Matamoros se prepara la protesta “Ya Basta” contra el campamento de migrantes que espera asilo humanitario de Estados Unidos, una representación de los extranjeros emitió una disculpa pública y pidió un cese a las hostilidades en su contra.

Representantes de siete países –Honduras, El Salvador, Nicaragua, Ecuador, Cuba, Guatemala y Belice– manifestaron su preocupación por las críticas que han recibido, especialmente en redes sociales, y por la convocatoria a protestar contra ellos este domingo en la Plaza Principal de Matamoros.

“No somos delincuentes, somos humanos en tránsito, que esperamos una respuesta de Estados Unidos y es por lo que aquí estamos; sabemos que no fuimos invitados, pero es la necesidad lo que nos mantiene aquí”, afirmó el centroamericano Joel Fernández. (Jornada.com.mx)