Holanda.- Investigadores criminales encabezados por Holanda dijeron este miércoles que tienen pruebas contundentes de que un avión de Malaysia Airlines caído sobre Ucrania fue derribado por un misil Buk transportado al país desde Rusia.

Wilbert Paulissen, jefe del departamento de investigaciones criminales de la policía nacional holandesa, dijo que varios mensajes interceptados revelan que rebeldes pro-Moscú habían pedido el arma tierra-aire e informado de su arribo a una zona controlada por los rebeldes en Ucrania oriental.

Paulissen dijo en conferencia de prensa que estas y otras pruebas reunidas por el Equipo de Investigación Conjunto “permiten concluir que el MH17 fue derribado por un misil 9M38 lanzado por un Buk, traído desde el territorio de la Federación Rusa, y que después del lanzamiento fue devuelto a la Federación Rusa”.

Previamente, un familiar de una víctima del avión de Malaysia Airlines derribado sobre Ucrania en 2014 había dicho que él y otros parientes fueron informados de que una investigación liderada por Holanda halló pruebas que señalan que un lanzador de misiles Buk se trasladó desde Rusia al este de Ucrania en el momento del incidente.

Hans de Borst, cuya hija de 17 años estuvo entre los 298 fallecidos en el accidente, señaló que él y otros familiares fueron informados en privado, antes de una conferencia de prensa que anunciará los resultados preliminares de una pesquisa holandesa sobre las causas de la tragedia. (http://www.jornada.unam.mx/)