Tampico, Tamaulipas.- Un popote tiene una vida útil de 15 a 30 minutos y tarda de 100 a 500 años para degradarse, convirtiéndose en la llamada basura eterna, por lo que restaurantes de la zona sur de Tamaulipas han comenzado a aplicar el movimiento #antipopotes.

Por iniciativa de los propios empresarios se han retirado estos implementos para todo tipo de bebidas, los cuales anteriormente se daban aún sin la solicitud de los propios comensales.

Patricia Hermosillo, propietaria del Restaurante Bambino, localizado en el bulevar Adolfo López Mateos y Primero de Mayo, es una de las principales impulsoras de esta iniciativa ecologista.

“Todo salió de ver el daño tan grande que se está haciendo a las áreas marítimas en todo el mundo, si hay algo que yo quiero de mi lindo México, es que tiene las playas más hermosas del mundo y en las que habita muchas especies marítimas que están en peligro de extinción debido al mal uso de popotes y plásticos”, dijo la empresaria.

Para poder aplicar la medida se han tenido incluso que cambiar los contenedores de copas a vasos o jarritos, a fin de facilitar a los clientes ingerir las bebidas sin el uso de los popotes.

Los comensales han tomado bien esta medida “tenemos grandes ciudadanos, muy conscientes y que nos han apoyado en esta iniciativa pensada en la especie marítima”.

Justo en el Día Mundial de los Océanos, celebrado el 8 de junio, se da a conocer esta medida que sin duda, tendrá un impacto benéfico en nuestros mares y costas. (Elsoldetampico.com.mx)