Reynosa, Tamaulipas.- Lizbeth, la menor de 11 años de edad, que fue agredida a golpes y degollada por un individuo ayer por la mañana perdió la vida durante una intervención quirúrgica, informó el director de la escuela primaria Club Rotario Reynosa 76, Edgar Peña Carrizales.

La alumna del sexto grado de esa institución fue herida por un hombre, del cual se desconoce su identidad, ayer alrededor de las 8:00 horas en el camino trayecto a la escuela, en un solar baldío.

El responsable del plantel, ubicado en la colonia “Vamos Tamaulipas”, narró que a las 8:30 horas aproximadamente de este lunes un vecino acudió a la escuela a dar aviso de los hechos.

“Fue en la calle Educación, a dos cuadras de la institución educativa, dentro de un solar baldío que fue atacada la niña. Presentaba un golpe muy fuerte en la cabeza, además fue herida un arma punzocortante con la que le cortó el cuello”, dijo.

Y añadió: “Llamamos al 911 para solicitar una ambulancia que tardó media hora en llegar por la distancia. Mientras tanto le brindamos atención a la menor que se encontraba en aturdida por los golpes y la herida”.

Describió que la herida del cuello que tenía la menor superaba los 10 centímetros y el golpe de cabeza fue muy fuerte se observaba la membrana.

Señaló que a las 9:30 horas fue traslada al Hospital General de Reynosa para recibir atención médica por medio del seguro escolar, sin embargo los padres de familia al ser notificados de la situación decidieron se llevaran a la menor al Instituto Mexicano del Seguro Social.

“Fue llevada en una ambulancia especial al IMSS. En ese entonces alrededor de las 4:00 de la tarde todavía se mantenía estable de salud. No obstante minutos después de las 8:30 de la noche que nos retiramos del hospital nos avisaron que desgraciadamente la niña había fallecido durante una operación”, detalló.

Ante estos lamentables hechos Peña Carrizales destacó que es necesario exhortar a los padres de familia que se responsabilicen de llevar a sus hijos a la escuela.

“Por medio de juntas, recados y en el altavoz durante los honores constantemente exhortamos a los padres de familia de su obligación de traer y venir por los menores hasta la institución y dentro de la escuela es responsabilidad de nosotros como maestros salvaguardar la integridad física de los alumnos”, sentenció.

De la misma forma, el director hizo el llamado a las autoridades con el objetivo de que refuercen la seguridad a la hora de entrada y salida de todas las instituciones educativas porque es cuando los niños están más vulnerables en los traslados.

Lizbeth actualmente esta siendo velada en una funeraria de la localidad y por la tarde será trasladado su cuerpo a Naranjos, Veracruz para brindarle cristiana sepultura por parte de su familia. (HoraCero.com.mx)