Arizona.- Dos niñitos en Arizona que murieron juntos tras ser dejados en la parte trasera de un auto durante horas fueron sepultados el fin de semana.

Los cuerpos de Lorenzo Velásquez, de 2 años, y su hermano Brooklyn, de nueve meses, fueron colocados en un féretro blanco en el funeral el sábado en el pueblo de Superior, una comunidad minera de unos 2.900 habitantes unos 97 kilómetros (60 millas) al este de Phoenix.

Ellos se pasaron juntos sus últimos momentos y ahora descansarán juntos en paz por la eternidad, dijo Vicente Velásquez, el tío de los niños.

La madre de los niños, Brittany Velásquez, de 20 años, está acusada de dos cargos de homicidio impremeditado y dos de abuso de menores.

Las autoridades dicen que ella fue la última persona en ver con vida a los niños, a los que dejó solos en un auto junto a una casa de la familia el 26 de marzo y se fue a trabajar.

Los niños estaban muertos cuando Velásquez regresó al vehículo 14 horas más tarde. (Debate.com.mx)