Ciudad de México.- Un matrimonio que llegó del estado de Puebla hace días a la Ciudad de México con el objetivo que atendieran a su hijo enfermo, fue descubierto ayer en en la Terminal de Autobuses para Pasajeros de Oriente (Tapo) en la delegación Venustiano Carranza.

Informaron autoridades capitalinas que cuando la mujer pretendía abordar un camión en la central de autobuses, les llamó la atención que la mujer trajera entre sus brazos al menor envuelto en una bolsa de plástico y unas cobijas.

Dijeron que de inmediato se aproximaron para preguntarle si requería apoyo y para saber por qué traía en dichas condiciones al niño, pero cuando vieron al menor se percataron de que estaba muerto.

La mujer les comentó que habían llegado de Puebla para que atendieran a su hijo, pero que se les había muerto, motivo por el cual buscaban regresar en el camión para sepultarlo en la entidad de donde son originarios. (Vanguardia.com.mx)