Luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hiciera comentarios xenófobos contra un grupo de congresistas demócratas extranjeras, las legisladoras dieron una conferencia de prensa para exhortar a los estadounidenses a «no morder el anzuelo».

«No nos callarán», afirmó la congresista afroestadounidense por Massachusetts, Ayanna Pressley, en rueda de prensa junto a Alexandria Ocasio-Cortez (representante de Nueva York, de origen portorriqueño), Ilhan Omar (de Minnesota, estadounidense nacida en Somalia), y Rashida Tlaib (de Michigan, de ascendencia palestina).

También atacada por las publicaciones presidenciales en Twitter, Ilhan Omar acusó al presidente de ser el autor un «ataque abiertamente racista contra cuatro legisladoras de color» para promover las ideas de los nacionalistas blancos.

Por su parte, la más joven del Congreso, Alexandria Ocasio-Cortez, dijo que no estaba «sorprendida» por la «retórica» del presidente, acusado regularmente de racismo desde que llegó a la Casa Blanca en 2017.

Aseguraron que estos dichos se tratan de una distracción, pues lo realmente importante es la situación actual de la «corrupta y cruel» administración de Trump.

También, dos de las cuatro congresitas – Rashida Tlaib e Ilhan Omar- pidieron la destitución del mandatario estadounidense.

Los comentarios racistas

Este domingo, el mandatario norteamericano dijo que cuatro legisladoras -de orígenes latino, palestino y somalí, así como una estadounidense de raza negra- vienen de países «cuyos gobiernos son una catástrofe completa y total, los peores, más corruptos e ineptos de todo el mundo» y que deberían volver allí.

Luego de que las críticas se desataron, Trump afirmó este lunes que «si no están felices en Estados Unidos, pueden irse» y agregó que «aman» a los enemigos de Washington.

Tras los nuevos comentarios de Trump, la senadora republicana Susan Collins instó al mandatario a borrar los tuits contra las parlamentarias demócratas, al considerar que había traspasado todos los límites.
Agregó que pese a estar en desacuerdo con los puntos de vista de esas legisladoras, «el tuit del presidente acerca de que algunos miembros del Congreso deben regresar ‘a los lugares de donde vinieron’, está muy fuera de línea, y debería ser eliminado». (UnoTv.com)