Río Bravo, Tamaulipas.- Por incurrir en acciones ilegales y no ajustarse a los programas diseñados para el control de plagas, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) prohibió sembrar algodón a dos productores de la frontera, decisión con la que por primera vez se castiga a Tamaulipas.

En acato a dicha disposición, dos productores de los 150 registrados en el norte de Tamaulipas dejarán de sembrar 250 hectáreas de algodón, algo que fue considerado como una sanción ejemplar.

Todo ocurrió después de una denuncia que señalaba que agricultores del municipio de Río Bravo no se habían ajustado a las recomendaciones previamente hechas por la SENASICA, específicamente por haber hecho caso omiso a los trabajos de limpieza en sus predios, irregularidad que puede alentar la presencia y desarrollo de plagas y su propagación a otras zonas.

El titular de la SENASICA en la entidad, Humberto Vázquez Ramírez explicó que Tamaulipas, en coordinación con autoridades de agricultura de los Estados Unidos, tiene el programa para el control de plagas, como el “algodonero” sobre todo en el norte de la entidad.

Comentó que eso es importante porque por lo general en cada ciclo se siembran 10 mil 300 hectáreas de algodón y para el próximo se prevé la siembra de la misma superficie con la posibilidad de que se incremente a 12 mil o 13 mil hectáreas, lo que dependerá de la infraestructura con que se cuente para atender el despepite.

El funcionario añadió que como autoridades han recomendado a los productores de algodón cumplir con los trabajos de limpieza en sus predios, sin embargo dos agricultores que han sido reincidentes no se ajustaron a estas medidas, por lo que fueron sancionados económicamente y también se les prohibió sembrar del primero de diciembre hasta el 31 de marzo del 2019, de acuerdo con la Ley Federal de Sanidad Vegetal.

“La fecha para el barbecho y desvare era el 15 de septiembre, días después se hizo una visita de verificación y se constató que las labores no estaban concluidas, lo que constituye incumplimientos a la Ley Federal de Sanidad Vegetal, al propio reglamento y a la NOM O27SAGFITO2014, en un contexto de coordinación con las autoridades de Estados Unidos”, concluyó Vázquez Ramírez. (Gaceta.mx)