Tamaulipas.- Multas que van entre las mil UMAs (Unidades de Medias y Actualización), serán aplicadas a productores de sorgo de Tamaulipas que no realicen la eliminación de residuos y socas de la cosecha de sorgo, ello para evitar la presencia del «pulgón amarrillo».

Las sanciones se aplicarán de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana 081 – Fito – 2001 que obliga a los agricultores a destruirla, por lo que se advierte de las sanciones económicas a los agricultores por parte del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) que no limpien sus parcelas.

Humberto Vázquez Ramírez, representante Estatal Fitosanitario y de Inocuidad Agropecuario y Acuícola de Tamaulipas, indica, que para realizar dichas tareas los productores del grano rojo tendrán 10 días posteriores al levantamiento de la cosecha.

De ello, dice, se ha estado comunicando a los agricultores y de esta manera no se sientan sorprendidos de las sanciones que pudieran ser acreedores en caso de no efectuar la eliminación de socas o residuos.

La NOM-081-FITO-2001, establece que se procederá a la destrucción de residuos de cosecha y de socas en un término de 10 días naturales a partir de finalizada la cosecha.

«De no hacerlo se estará infringiendo el ordenamiento legal antes citado con las sanciones administrativas a las que se pueden hacer acreedores de multas que van a las mil UMAs», advierte.

De hecho los agricultores gestionaron que se aplicará esa norma para obligar a sus compañeros a quemar la soca de sorgo que pueda estar contaminada de pulgón amarillo.

Indicó que el esfuerzo debe ser general, que todos los productores de sorgo de la región deben limpiar sus predios de todo vestigio de pulgón amarillo, así sea soca seca, de preferencia quemarla.

«No es justo que si limpias tu parcela, el vecino no lo haga y se reproduzca el pulgón, porque la reaparición de esa plaga los perjudica a todos». (laverdad.com.mx)