Podrá parecer una broma, algo sin sentido pero es una realidad. Tanto niñas como niños menores de 12 años tendrán prohibido golpear el balón con la cabeza durante entrenamientos y sesiones de práctica en Inglaterra, Escocia e Irlanda (en partidos no aplica) y es que un estudio reveló que quienes lo llegan a hacer a esta edad sufren lesiones cerebrales años más tarde y el riesgo de morir por algo similar es mucho más alto, por lo que esta acción estará regulada. 

De acuerdo a información de ‘MedioTiempo’, los jóvenes atletas en Inglaterra, Escocia e Irlanda no podrán perfeccionar su cabeceo debido a esta nueva ‘normal’. Pegarle al balón con la cabeza parece ser algo de gran riesgo ene l futuro por lo que al menos en entrenamientos y demás, no podrán realizarlo.

Un estudio de la Universidad de Glasgow estudió a un total de 7 mil 676 exfutbolistas donde tuvieron algunos resultados un tanto preocupantes. En todos o al menos en un 95% de los casos, se descubrió que los exfutbolistas sufrían de algún mal relacionado con daños cerebrales, en menor o mayor medida, por lo que para proteger a los niños es que se piensa implementar esta ‘regla’.

Estos son algunos de los resultados más destacados:

-Las personas tienen 3.5 veces más probabilidades de morir de enfermedad cerebral.
-La probabilidad de morir de Alzheimer es cinco veces mayor
Cuatro veces más riesgo de morir de enfermedad de las neuronas motoras.
-Corren el doble de riesgo de morir de Parkinson.
-Ante esto las federaciones de futbol antes mencionadas harían lo necesario para que en sus entrenamientos no se practique el golpeo de cabeza y en su lugar se enfoquen en el resto de sus ejercicios.

Con los jóvenes que tienen entre 12 y 16 años, lo que se planea son medidas graduales con un cuidado ‘menor’ por llamarlo de alguna forma aunque regulando los instrumentos para hacerlo, como balones más ligeros y cosas así.

Aún no se tiene una fecha exacta en la que esta medida entrará en vigor pero dentro de Inglaterra, Irlanda y Escocia comenzará a jugarse el futbol de una forma un tanto ‘anormal’. (Sopitas.com)