Ciudad de México.- José María Yazpik –en entrevista por su actuación en Todos queremos a alguien, el segundo largometraje de Catalina Aguilar Mastretta a estrenarse este viernes 10– manifiesta su enojo por el mal trato a México por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y también por la actuación del gobierno de México, “que nos hace daño porque está sumergido en la corrupción e injusticia”.

En Todos queremos a alguien, comedia romántica que retrata a la familia fronteriza (de origen mexicano en Estados Unidos), también actúan Karla Souza, Tiaré Scanda, Patricia Bernal y Ximena Romo, entre otros.

Irritado, Yazpik, quien también es productor de este filme, manifiesta sobre Trump:

“No creo que acabe su mandato este payaso. ¡No lo vamos a dejar!, y la cinta retrata a la familia fronteriza (México-Estados Unidos), como hay millones que día a día cruzan y tienen su vida en los dos países, que son biculturales y que dependemos tanto de ellos, como ellos de nosotros. Espero que nos olvidemos de este mal sueño que es Trump y ya nos preocuparemos de encontrar al exgobernador de Veracruz Javier Duarte en lugar de estar preocupados por lo que pasa allá afuera.”

–¿Cómo fue que se decidió intervenir en Todos queremos a alguien no sólo como actor sino como productor?

–Me atrajo el guión. He leído muchas comedias románticas mexicanas que me habían ofrecido y este es el primer texto cinematográfico que respeta bien al género. Es una comedia romántica clásica, donde los personajes están en una búsqueda, donde hay cierta complejidad en cada uno de ellos, donde nada se resuelve fácilmente. Hay un final feliz, pero también es un final abierto.

“Además, trabajar con Catalina Aguilar Mastretta me entusiasmó, me gustó mucho cómo dirigió a sus actrices en su primera cinta, Las horas contigo. También me animó el hecho de filmar en Ensenada, donde viví. Y me identifiqué con el personaje que hago, porque en la vida real cuando me siento fuera de lugar o no me hallo, me voy Baja California para replantearme las cosas, y vuelvo a mis raíces a ese desierto, a ese mar, que es lo que le pasa al personaje.”

Enseguida destaca “que tampoco se puede quejar de los estadunidenses porque Enrique Peña Nieto está en Los Pinos. ¿Cómo juzgar a los gringos cuando el PRI nos está ofreciendo un panorama incierto, el gasolinazo, los desaparecidos, como los 43 estudiantes de Ayotzinapa y el incremento de la violencia?”.

Y remata:

“Me angustio y me siento impotente. Sólo me queda tratar de ser una mejor persona y un mejor ciudadano.”

Por su parte la cineasta, hija de Ángeles Mastretta y Héctor Aguilar Camín, expresa que Todos queremos a alguien la escribió primero que Las horas contigo:

“Hice el guión hace mucho tiempo, cuando estaba estudiando en Los Ángeles, en la American Film Institute, y Francisco González Compeán, el productor de la cinta, encontró el guión y le gustó mucho. Lo había situado sólo en Estados Unidos, luego pensé que mejor fuera una familia mexicana, y le envié en guión a González Compeán, sin ninguna reescritura más que ésa. La verdad, nunca pensé que se fuera a rodar, por eso este relato ha sido un regalazo para mí.” (Proceso.com.mx)