Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, asegura que el objeto que cayó la noche del pasado martes en el Ejido, Lázaro Cárdenas del municipio de Ciudad Victoria, no fue un meteorito.

El investigador del Instituto de Astronomía en la mencionada Universidad señaló que no fue un meteorito sino un bólido los cuales viajan con una trayectoria horizontal desde el exterior a la zona terrestre, penetran en la Tierra pero no caen siguen su camino y tan sólo dejan pequeños fragmentos a su paso.

“Los meteoritos son fragmentos del medio interplanetario que llegan a caer en la Tierra o bien en cualquier otro miembro del Sistema Solar, lo que los diferencia del bólido, que viajan con una trayectoria horizontal desde el exterior a la zona terrestre, penetran en la Tierra pero no caen, siguen su camino y tan sólo dejan pequeños fragmentos a su paso”, explicó el especialista.

Señaló que la mayoría de los meteoritos que caen a la Tierra se pierden en el océano o en el mar y no son recuperables porque la superficie marítima son las dos terceras partes del globo terrestre y grandes fragmentos de un tamaño aproximado de 5 a 10 kilómetros o más grandes.

Señaló que en el caso del fenómeno detectado en Monterrey: “Se pudo observar una gran estela que iba siguiendo el bólido, prueba de que va dejando material en la atmósfera terrestre y sigue su camino”.

Indicó que éstos además, tras impactarse en la Tierra, crean un cráter, el que será de un diámetro diez veces mayor al tamaño del meteorito que la provocó.

Destacó que los meteoritos pueden ser de dos clases y eso depende de su consistencia, la que puede ser metálica- formada por elementos como el fierro y el níquel- o rocosas, los de este tipo contiene una mínima cantidad de esos compuestos químicos. (ElUniversal.com)