Ciudad de México.- Luego de terminar la huelga de hambre en las afueras de la Catedral de Cuernavaca, Morelos, Cuauhtémoc Blanco dirigió unas palabras a la gente que le acompañó e informó que el lunes volverá a las oficinas del ayuntamiento.

“Yo creo en la justicia divina y aquellos que obran mal, les va mal”, declaró tras informar sobre la suspensión del juicio político promovido por los representantes de los poderes legislativo y judicial que tratan de destituirlo.

Blanco Bravo leyó un comunicado con la información de la Suprema Corte de Justicia y se refirió a la Catedral como un lugar en el que se sintió seguro durante su huelga de hambre.

“Soy católico y ésta es mi casa, aquí me sentí seguro y gracias a Dios no me hicieron nada esos corruptos”, expresó.

Blanco Bravo estuvo acompañado del rector de UAEM, Alejandro Vera; Javier Sicilia, dirigente del Movimiento por la paz con justicia y dignidad y el activista Juan José Arresé.

Sicilia comentó que se debe hacer juicio político al gobernador Graco Ramírez por corrupto y solapar tantos crímenes en Morelos. (http://www.mediotiempo.com/)