Ciudad de México.- El Secretario de Educación, Aurelio Nuño, lamentó que los maestros integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) decidieran no regresar a clases el próximo lunes 22 de agosto.

“No se vale que quieran utilizar a los niños y sean ellos lo que paguen los platos rotos”, afirmó en entrevista con Ciro Gómez Leyva.

“Es una tragedia”, añadió, y llamó a los líderes del magisterio disidente a reflexionar y recapacitar.

Nuño condenó “el nivel de amenaza que quieren ejercer” con la decisión de no acudir a las aulas a dar clases en el próximo ciclo escolar que iniciará el lunes 22 de agosto, lo que, reconoció, complica la mesa de negociación.

Asimismo, anunció que habrá descuentos y despidos a los maestros que no acudan a las escuelas, aunque aceptó que es complicado llevar a cabo ese tipo de sanciones pues la presión que ejerce la CNTE en los supervisores ocasiona que no realicen su trabajo de reportar las inasistencias, además de que los profesores que sí quieren cumplir con su labor también son amenazados. (Proceso.com.mx)