El futbolista brasileño del PSG, Neymar, quien en varias ocasiones ha sido captado por las cámaras derramando lágrimas en el terreno de juego en diversos momentos de su carrera y por diferentes motivos, aseguró que “no voy a lloriquear toda mi vida”.

En conferencia de prensa previo al compromiso ante el Estrella Roja por la Champions League, el jugador de 26 años habló del esfuerzo que realizó para estar en la Copa del Mundo de Rusia 2018 y reconoció su “frustración” por no haber realizado un mejor papel.

“Hice todo lo posible para estar con Brasil en la Copa del Mundo. Di lo mejor de mí mismo, pero tengo frustración con esta competición. Sin embargo, tengo más razones para ser feliz que para estar triste hoy en día”, expresó.

Por otro lado, el ariete carioca descartó cualquier rumor sobre su presunto deseo de abandonar el PSG y regresar a La Liga al señalar que está disfrutando su instancia en el Campeón de Francia.

“Siempre he estado muy bien aquí en París. Nada ha cambiado en realidad. Sobre el terreno de juego me siento muy feliz. Intento mejorar y dar mi mejor forma para poder ayudar al equipo”, comentó.

Al respecto del alemán Thomas Tuchel, nuevo técnico del PSG, Neymar destacó que tiene definido su sistema de juego y espera que logre dirigirlos a la Final de Champions League, que sería el principal objetivo de la directiva francesa.

“Trajo algo nuevo al PSG. Es un entrenador joven, pero sabe dónde quiere ir, es una gran experiencia trabajar con él, espero que pueda llevarnos a la consecución de la Champions”, indicó.

Por último, el brasileño reveló su preferencia por jugar como el ‘creativo’ del PSG aunque aclaró que fue por la petición del estratega bávaro y recordó que a lo largo de su carrera se ha desempeñado en diferentes posiciones.

“Me gusta jugar como un 10. Puedo controlar el juego y ayudar a mis colegas… Pero no pedí el puesto. El entrenador prefería ponerme allí. Siempre voy a escuchar al que manda. Juego como en el Santos y en el Barça. Messi jugaba por el centro y por la banda, así que mi función en el Barça era ser más vertical. En el PSG juego un poco diferente, aunque me gusta tocar el balón. Me encanta jugar tanto en el eje o en la banda, me siento muy bien en las dos posiciones”, aseveró. (ESPN.com.mx)