La ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos en el gobierno de Jair Bolsonaro, Damares Alves, encendió la polémica al aparecer festejando en un video el inicio de una “nueva era” en Brasil, en la que “niño viste de azul y niña de rosa”.

“¡Atención, atención! Es una nueva era en Brasil: niño viste de azul y niña viste de rosa“, se ve proclamar muy sonriente a Alves, una pastora evangélica de 54 años, antes de dar saltos rodeada de seguidores con el mismo traje blanco que vestía durante su toma de posesión el miércoles en Brasilia.

Al inicio de la tarde, las declaraciones de la ministra eran el asunto más comentado en el Twitter brasileño, donde se multiplicaban las críticas y los “memes” irónicos, frente a los apoyos de algunos seguidores de Bolsonaro.

Alves ya había mostrado en reiteradas ocasiones su rechazo a la llamada “ideología de género”, uno de los pilares de la cruzada conservadora que encabeza el excapitán del Ejército Bolsonaro.

Abogada, pastora de una iglesia evangélica y contraria al aborto, Alves declaró durante su discurso oficial que “el Estado es laico, pero esta ministra es terriblemente cristiana”, siendo interrumpida por aplausos de los asistentes al acto. (Noticieros.televisa.com)