Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Nuevo Laredo vierte al río Bravo un total de 300 litros por segundo de aguas residuales sin tratamiento alguno, dio a conocer la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA).

“Aún hay presencia de descargas de aguas negras en Nuevo Laredo que se vierten directamente al río Bravo sin tratamiento alguno” dijo Agustín Boone González, representante de CILA en la ciudad.

Las descargas de agua residual que desembocan al cauce se encuentran en localidades como la Joya, Alazanas, arroyo “El Coyote” y otras más directas al Río Bravo.

“Hay otras descargas que provienen de distintos pluviales debido a la interconexión del drenaje sanitario en el sector centro de la ciudad, todo esto nos conlleva que son 300 litros por segundo de aguas negras que se están vertiendo directamente a nuestro río Bravo” señaló.

Es la descarga residual del arroyo “El Coyote” la que mayor cantidad vierte al Bravo, donde actualmente se tiene un proyecto avanzando para eliminar el flujo.

Agregó que actualmente se está haciendo una rehabilitación en un tramo de la planta internacional de aguas residuales hacia el bulevar Luis Donaldo Colosio y a mediados de 2021 se iniciarán proyectos para disminuir en gran medida la contaminación al río Bravo. (posta.com.mx)