Nuevo Laredo, Tamaulipas.- El Centro de Atención a Menores Fronterizos -CAMEF- de Nuevo Laredo se convirtió en un albergue alterno para menores, adultos y familias migrantes enviados de los municipios de Tampico, Reynosa y Matamoros.

En lo que va de este año ha recibido a 85 menores y 46 adultos integrantes de 52 familias, enviadas de los albergues de Matamoros y Reynosa, originarios de Honduras, Guatemala, El Salvador y Cuba.

Candelaria Espinosa Argüello, titular del CAMEF, habla de este fenómeno migratorio.

“Está habiendo un incremento en cuestión de las familias migrantes, hablamos propiamente de mamás extranjeras que vienen acompañando a sus menores de edad”, dijo.

Dijo que esta colaboración empezó desde agosto del año pasado, pues en el 2018 albergaron a 32 familias con 58 menores de edad, la mayoría originarios de paises centroamericanos.

En los 12 meses del 2018 hubo mil 854 migrantes en el albergue.

En menos de tres meses del 2019 ya se superó esa cantidad.

“Esto es en virtud de ahora que empezaron las caravanas, de la primer caravana nos llegaron siete familias, nos estuvieron enviando de lo que es la ciudad de Tampico, Tamaulipas, de Reynosa, hubo sobrecupo y somos un albergue alterno cuando estos albergues ya no pueden con la población, ya no tienen su capacidad”, relató Espinosa Argüello.

Este año se han atendido 146 familias de migrantes, 52 de ellas enviadas de otros CAMEF de Tamaulipas.

Actualmente están en el centro asistencial nueve mamás con 12 hijos, dos de ellas esperan el retorno asistido y el resto están en proceso de refugio en los Estados Unidos.

De acuerdo con las leyes mexicanas se está tratando de evitar que las familias sean separadas. (LaVerdad.com.mx)