Al menos dos personas murieron y varias resultaron heridas en un tiroteo de madrugada en una discoteca de la ciudad de Fort Myers, en Florida, indicó este lunes la cadena estadunidense NBC.

El tiroteo que estalló en un club nocturno de Fort Myers comenzó mientras los padres recogían a sus hijos de una fiesta para adolescentes, informaron las autoridades.

Según NBC, el tiroteo ocurrió hacia las 00 horas 30 (04 horas 30 GMT) y una persona ha sido detenida.

El departamento de policía de Fort Myers indicó que había dos muertos y al menos “entre 14 y 16” heridos leves y de gravedad.

Los dieciséis heridos de entre 12 y 27 años, según indicó en un comunicado el Lee Memoria Health System, empezaron a llegar al centro a la 1:30 de la madrugada del lunes. Una de esas personas murió en el hospital.

Cuatro personas permanecían hospitalizadas el lunes de madrugada, incluidos dos en la unidad de cuidados intensivos. Todos los demás fueron atendidos y dados de alta. Una persona fue atendida y dada de alta en otro hospital.

La policía declaró como segura la zona en torno al Club Blu y dijo que tenía retenidas a tres personas.

La cadena CBS dijo por su parte que una casa y un vehículo cercanos también recibieron disparos con el resultado de al menos un herido leve.

La policía seguía buscando a otras personas que pudieran estar relacionadas con el incidente, según un comunicado obtenido por NBC.

Testigos en el lugar informaron de escenas de caos en el parking y en el local. “Todos corrieron y buscaron dónde esconderse”, citó un canal a una testigo que se refugió debajo de una mesa cuando escuchó los disparos.

Una mujer dijo haber escuchado una treintena de disparos. La gente salió en tromba del club, lloraba y buscaba a sus amigos. “Fue una locura”, dijo un hombre. “La gente gritaba los nombres de sus amigos para saber si estaban bien y llamaba a sus padres”, relató.

El ataque tiene lugar seis semanas después después de un ataque contra una discoteca gay en Orlando, también en Florida, en el que murieron 49 personas, la peor masacre de la historia reciente de Estados Unidos. (Jornada.Unam.mx)