Iván Archivaldo Guzmán Salazar, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, afirmó que nunca podrá perdonar al gobierno de Enrique Peña Nieto, debido a que su familia confío en él y entregó a su padre a Estados Unidos.

De acuerdo con la revista Proceso, el periodista Ernesto Rodríguez Amari se reunió con el hijo de El Chapo el año pasado en lugar desconocido, después de pasar por estrictas medidas de seguridad y ser trasladado con los ojos vendados.

En el encuentro, Iván Archivaldo contó cómo se sintió con la captura de su padre, ocurrida el 8 de enero de 2016 en Los Mochis, Sinaloa, a seis meses de haberse fugado del penal de máxima seguridad del Altiplano, en Almoloya de Juárez, en el Estado de México.

“Sentí un dolor tremendo. Quería llorar, pero me dije que tenía que ser fuerte. No sé si alguna vez tendré la oportunidad de verlo de nuevo. Mi padre había puesto su confianza en el gobierno mexicano y éste lo entregó a los estadunidenses como trofeo. Nunca podré perdonarlos. Extraño terriblemente a mi padre y me duele saber que no tiene un juicio justo en Estados Unidos.”, expresó.

A pregunta expresa sobre si ocupa un alto mando dentro del Cártel de Sinaloa, Guzmán Salazar respondió entre risas:

“¿Estás seguro de que te refieres a mí? No tengo la ambición de ser importante y no me considero importante en absoluto. Si lo fuera y tuviera mucho poder, ¿no tendría que esconderme constantemente? Deberías preguntarle a mi novia cómo vivo.”

El hijo del exlíder del CDS comentó que el gobierno mexicano siempre estará en lucha contra los cárteles, sin embargo, también advirtió que “hay muchas personas que nos protegen a mí y a mi familia”.

“Es el trabajo del gobierno luchar contra nosotros. Por mandato, tiene que luchar contra los cárteles de la droga. Nos combate a nosotros, pero también a todos los demás cárteles que a su parecer operan de manera ilegal.”, añadió. (RadioFormula.com.mx)