Chicago.- El presidente estadunidense, Barack Obama, pronunció su discurso de despedida ante 2 mil personas que no dejaron de vitorearlo pese a las bajas temperaturas en esta ciudad de Illinois que el mandatario eligió para dar su última alocución, pues fue aquí donde recién graduado en leyes por la universidad de Columbia y con un doctorado en Harvard, encontró su primer trabajo como líder comunitario en 1985.

“Aquí donde encontré la fe, el poder de la gente trabajadora y su lucha. Aquí aprendí que el cambio sólo ocurre cuando la gente se une para exigirlo… este es el corazón de nuestro gobierno, las convicciones de que todos hemos sido creados iguales, y nuestro apego a nuestros derechos y valores. Mediante nuestra democracia podemos construir una unión más perfecta. El regalo que nos dieron nuestros fundadores. El saber que podemos perseguir nuestros sueños con sudor y trabajo en esta tierra”. (Jornada.unam.mx)