Washington, EUA.- La primera visita del presidente Barack Obama a una mezquita en Estados Unidos tiene lugar en momentos en que los musulmanes estadounidenses dicen enfrentar cada vez más prejuicios.

Obama se aprestaba a visitar la Sociedad Islámica de Baltimore el miércoles, un complejo que incluye una mezquita y una escuela desde jardín de infantes hasta el último año de la secundaria.

La semana pasada, Obama fue el primer presidente en ejercicio que habla en la embajada israelí. En declaraciones en la sede diplomática advirtió acerca del creciente antisemitismo en el mundo.

Su mensaje en la mezquita será similar. La Casa Blanca anticipó que se concentrará en la necesidad de manifestarse contra la intolerancia y la indiferencia. Es el esfuerzo que los musulmanes estadounidenses dicen esperar de los líderes políticos y religiosos.

“Durante algún tiempo hemos pedido un apoyo. Quizás esto inicie una tendencia”, comentó Ibrahim Hooper, vocero del Consejo de Relaciones Islámicas Estadounidenses (CAIR, por sus siglas en inglés).

El CAIR ha rastreado una serie de ataques a mezquitas e individuos en los meses siguientes al ataque terrorista en París y la masacre en San Bernardino, California. Frente a una mezquita en Filadelfia alguien dejó la cabeza de un cerdo. Y hubo un intento por incendiar una mezquita en el sur de California. (http://www.aztecanoticias.com.mx/)