Tamaulipas.- Asesinar en defensa propia aumentaría el número de personas armadas e incrementaría la violencia y los homicidios, alertó el obispo de la Diócesis de Victoria, Antonio González Sánchez.

Cuestionado sobre la reforma al código penal que el estado de Nuevo León aprobó al despenalizar el hecho de que un ciudadano prive de la vida a su agresor bajo la figura de la defensa propia, el dirigente de la Iglesia Católica confió en que esta iniciativa no llegue a Tamaulipas.

Agregó que dicha propuesta va en contra de las campañas de despistolización que el Ejército Mexicano lleva a cabo en las entidades del país para reducir los índices delictivos.

“Yo no entiendo a algunos gobernantes; recuerden, en algunos municipios y entidades el Ejército lleva a cabo la despistolización, o sea la gente entrega armas y se les da algo económico a cambio y ahora quieren esto”, subrayó.

González Sánchez advirtió que de aprobarse esta figura de defensa propia muchas personas van a querer tener armas de fuego en sus casas y comercios, y esta situación sería algo semejante a lo que ocurría en el Viejo Oeste, cuando todos andaban armados y se mataba con frecuencia.

“Quizá es exagerada la comparación pero es como volver al Viejo Oeste, y si todo mundo trae arma, porque entiendo que será no solo en casa sino en todos lados, y eso sería muy riesgoso. Es como dijo el representante de los locatarios del Mercado Argüelles, que si todos los locatarios se arman y un día llega alguien a querer robar, aquí será un desastre, así lo veo yo, muy riesgoso”.

Además, González Sánchez se preguntó cómo el dueño de una casa o negocio podrá comprobar que efectivamente mató para defenderse, por lo que confió en que por ningún motivo esta propuesta sea avalada en Tamaulipas.

“Ojalá que los legisladores de Tamaulipas no avalen esta propuesta, porque por otro lado, tú como vas a comprobar que mataste en defensa propia, puede ser que no haya sido así”, concluyó el obispo de la Diócesis de Victoria. (Gaceta.mx)