Tamaulipas.- Luego de que diera positivo a COVID-19, el Obispo de Tampico, José Armando Álvarez, presentó una mejoría, así lo dio a conocer a través de un mensaje vía WhatsApp.

«Estimado padre recibe un cordial saludo, hoy comparto con millones de personas las consecuencias y el dolor de esta pandemia. Afortunadamente fui tratado a tiempo aunque la inflamación de los pulmones yo tenía un daño considerable», José Armando Alvarez.

El prelado fue internado el pasado fin de semana luego de presentar los síntomas del coronavirus.

“Me encuentro bien y a la espera de lo que los doctores me vayan señalando en este proceso de recuperación. Gracias por tus oraciones y un saludo a todas las personas que están orando por mi” expresó. (www.posta.com.mx)