Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La Secretaría de Educación de Tamaulipas (SET) deberá pagar 210 mil 211.35 pesos a una maestra jubilada pese al amparo interpuesto por la dependencia para evadir su responsabilidad laboral.

La maestra jubilada devengará esa cantidad por concepto de prima de antigüedad, ya que mediante la ejecutoria 11/2017 los magistrados federales negaron el amparo a la SET debido a que sus representantes no acudieron a la audiencia laboral donde se rendiría la prueba confesional a cargo de la docente.

El magistrado Samuel Meraz Lares, del Segundo Tribunal Colegiado en Materias Penal y de Trabajo del Décimo Noveno Circuito, determinó que del resultado de la confesional a cargo de la actora se advierte su incomparecencia en la fecha señalada para que tuviera verificativo, y como consecuencia, respecto de las posiciones calificadas de legales se le debió hacer efectivo el apercibimiento decretado en el acuerdo de admisión, en el sentido de tenerla por confesa, esto es, en cuanto a la antigüedad apuntada.

El 12 de enero del 2017 se recibió en el Poder Judicial Federal en esta capital la demanda presentada por la SET en contra del Tribunal de Conciliación y Arbitraje de los Trabajadores al Servicio del Estado y los Municipios (Tcatsem), por el Laudo de 24 de noviembre de 2016, dictado dentro del expediente laboral 144/E/2016, considerándolo violatorio de las garantías de seguridad jurídica y debido proceso.

En un principio, una maestra demandó a la SET ante el Tcatsem reclamando el pago de la prima de antigüedad, señalando que el 16 de septiembre de 1983 inició a laborar para la Secretaría demandada como maestra frente a grupo, y posteriormente se le otorgó un ascenso como supervisora de educación primaria, habiendo laborado de manera interrumpida hasta su jubilación que se le otorgó a partir del día 31 de diciembre del 2015, pero no se le cubrió el pago de la prima de antigüedad.

El Tcatsem emitió el Laudo condenando a la SET a pagar a la maestra la prima de antigüedad en la clave presupuestal -por el período de 32 años, tres meses y 15 días- una suma de 210 mil 211.35 pesos, ante lo cual la dependencia estatal recurrió al juicio de amparo señalando que no se valoró el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica, celebrado entre la Federación y Tamaulipas, el 22 de mayo de 1992.

El magistrado Samuel Meraz Lares, a quien correspondió estudiar el asunto determinó que el Tcatsem se avocó a realizar el estudio del material probatorio aportado por la SET, entre ellos la confesional a cargo de la maestra, respecto de la cual se advierte que ante su incomparecencia le hizo efectivo el apercibimiento contenido en autos, en el sentido de tenerla por confesa de las posiciones calificadas de legales.

En ese orden de ideas, lo destacado es contrario a lo expuesto por el impetrante de amparo, pues sí se analizaron y valoraron las probanzas ofrecidas consistentes en confesional de la actora, documentales consistentes en el convenio de transferencia de los servicios de educación básica, copia simple de orden de presentación de 27 de septiembre de 1983 a favor de la maestra, entre otros, por lo que propuso negar el amparo, lo cual fue aprobado por el pleno judicial. (Gaceta.mx)