Chihuahua.- La Fiscalía General del Estado (FGE) anunció una recompensa de 200 mil pesos para quien aporte datos e información precisa que permita dar con el paradero del niño James Martín Camacho Padilla, de 7 años, desaparecido el 21 de enero.

En forma paralela, 60 elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones y de la Comisión Estatal de Seguridad realizaron el rastreo en tres colonias al sur de la ciudad donde entregaron pesquisas y revisaron viviendas abandonadas.

En las acciones de búsqueda participaron los padres del menor estadounidense, que siguen de cerca las investigaciones de la FGE.

El fiscal Jorge Arnaldo Nava López dijo que ya se agotaron los rastreos y sin resultados.

“Ya se agotaron los rastreos en algunas áreas, vamos a tener que regresar a los cuerpos de agua y vaciar los canales que están en los extremos de Riberas del Bravo”, dijo el también investigador.

Personal de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) informó que aún no existe una petición formal de la FGE para colaborar en esta investigación, sin embargo, en ánimo de apoyar la búsqueda de James Martín se puede trabajar en la desviación de las aguas residuales que los canales conducen alrededor de Riberas del Bravo.

En el despliegue policiaco que se reanudó ayer, luego de tres días de suspendidos los rastreos para hacer labor de inteligencia y gabinete, Nava López se mantuvo a la cabeza del operativo.

“Hay un despliegue para esta tarea son 60 elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones y de la Comisión Estatal de Seguridad, así como del Ministerio Público de la Unidad de Personas Ausentes”, dijo el fiscal.

El abogado confió en que la recompensa de 200 mil pesos anime a las personas a aportar datos que permitan la localización de James Martín. (Diario.mx)