Ciudad de México.- Una nueva modalidad de robo a usuarios de transporte público está siendo investigada por la procuraduría capitalina, esto debido a que en específico los taxis, principalmente los de sitio, así como Uber han presentado siete denuncias en la que los usuarios de este medio de transporte reportan que han sido drogados por los choferes para después ser robados y abandonados en carretera.

Los denunciantes han informado que los choferes les ofrecen bebidas, que van desde agua, energéticas o incluso café, las cuales beben y después pierden el conocimiento y despiertan en lugares que no conocen sin ninguna de sus pertenencias.

Las autoridades investigan ya que podría ser operada por una red de valet parking, meseros y choferes cercanos a la zona de Polanco, Centro y corredor Roma-Condesa ya que son los sitios en donde se han dado los atracos.

Dichos robos estarían extendiéndose a la zona de Santa Fe y el Estado de México, debido a que el último incidente, según la carpeta de investigación CI-FCJ/CUJ-1/UI-S/D/00547/03-2018, sucedió por estos lugares.

El denunciante aclara que solicitó un servicio de Uber, el chofer le ofreció una bebida y de ahí no recuerda nada hasta reaccionar y ver que andaba deambulando por Interlomas.

Las principales víctimas oscilan entre los 30 y 40 años de edad, con poder económico y en estado de ebriedad, según los reportes e informes de la fiscalía.

Ante esta situación ya se analizan las cámaras de seguridad de las zonas de antros y cantinas de Polanco, Centro y la Roma-Condesa, para comprobar si los hechos son premeditados y se deba a una red de robos planeada. (RadioFormula.com.mx)