Tamaulipas.- Una explosión en el poliducto Reynosa-Cadereyta provocada por la ordeña de hidrocarburo fue reportado por Pemex.

De acuerdo con información del Diario de Coahuila, hombres no identificados extraían gasolina refinada lista para su venta de una toma clandestina en el municipio de Río Bravo, cuando sucedió el incidente.

En un comunicado, Pemex precisó que una brigada de personal especializado de seguridad física de Pemex acudió al lugar para atender la contingencia.

‘‘Como medida de seguridad se activó de inmediato el Plan de Respuesta a Emergencias y se suspendió temporalmente la operación del ducto, procediéndose al cierre de válvulas de seccionamiento, para la atención del incidente por parte del personal’’, indicó el reporte oficial.

Pemex informó además que presentará la denuncia ante el Ministerio Público, para que se efectúen las averiguaciones correspondientes y deslindar responsabilidades sobre este acto vandálico.

El siniestro en el poliducto, que transporta gasolina desde Brownsville hasta el centro distribuidor que opera en la ciudad de Reynosa, se registró a las 17:00 horas en un área poco poblada sobre la Brecha 109 al lado izquierdo cruzando un canal.

En ese punto, una de las imágenes fotográficas muestra una pipa envuelta en fuego junto al poliducto y que dejaron abandonada los desconocidos que escaparon al ver la magnitud de la conflagración, señala el Diario de Coahuila.

Dentro de las tareas de atención, donde se contó con la intervención de personal de Protección Civil y Bomberos de Río Bravo, las brigadas de Pemex procederán a eliminar los artefactos colocados para la sustracción ilícita de combustibles y repararán los ductos afectados.

Durante la contingencia, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional fueron desplegados en la zona para custodiar el perímetro. Policías estatales de Fuerza Tamaulipas también acudieron al lugar. (Proceso.com.mx)