Los osos polares cada vez tienen mayores dificultades para encontrar alimento en su hábitat natural y por ello viajan varios kilómetros para comer algo.

Con impresora 3D crean traje como el de Iron Man… ¡y vuela!
Un claro ejemplo de esto es el animal que fue encontrado a las afueras de la ciudad Norilsk, en el Ártico ruso.

Estas imágenes comenzaron a circular, el domingo, en redes sociales de gente de la comunidad. En ellas se ve al oso hambriento en la zona industrial de Talmaj, al noreste del poblado.

Se desplazaba en los alrededores de una fábrica bajo el control de la policía y servicios de urgencia, quienes en todo momento garantizaron su seguridad y la de las personas.

En las próximas horas los especialistas llegarán para decidir qué hacer con él.

Reportan que las incursiones de estos osos son cada vez más frecuentes debido a al cambio climático y el deshielo, aunque es poco frecuente que lleguen hasta Norilsk. (Excélsior.com.mx)