Nicaragua.- El huracán Otto tocó tierra con torrenciales aguaceros, causando daños en casas y edificios en Nicaragua, Costa Rica y Panamá, en este último se reportaron ocho muertos ayer.

Según el Centro Nacional de Huracanes de Miami, Otto, de categoría 2, tocó tierra el mediodía de ayer en la costa nicaragüense cerca de la ciudad de San Juan de Nicaragua con vientos sostenidos de 175 kilómetros por hora (110 millas por hora) que posteriormente se debilitaron hasta los 155 kilómetros por hora (100pmph).

Lumberto Campbell, delegado del gobierno para la emergencia, dijo que los efectos del huracán se podrán determinar una vez que vaya pasando por cada zona prevista. Sin embargo, aseguró que tomaron todas las medidas para evitar que los estragos fueran altos.

“Hay daños en casas que estaban en zonas vulnerables, pero hasta ahora no hay muertos ni heridos en Nicaragua”, dijo al Canal 4 de televisión.

En Panamá, ocho personas perdieron la vida durante el paso de Otto por Panamá, aunque sólo tres de ellas murieron directamente a causa del fenómeno meteorológico, informaron este jueves las autoridades.

“Las cifras marcan que se generaron tres pérdidas de vidas que se asignan a la tormenta, depresión y huracán Otto”, dijo en conferencia de prensa el director del Servicio Nacional de Protección Civil, José Donderis.

Las otras cinco personas “perdieron la vida por conductas temerarias en diferentes acciones dentro del país”, durante los últimos días.

Nicaragua, por su parte, decretó emergencia nacional. Rosario Murillo, portavoz del gobierno, indicó que las autoridades continúan con la evacuación de las zonas más afectadas “porque después del paso del huracán vienen las lluvias intensas y con los suelos saturados, siempre hay gran riesgo por la crecida de los ríos”.

Las regiones con más peligro eran las zonas bajas del Caribe sur, Río San Juan, Zelaya Central, Chontales, Boaco, Rivas y Granada, pero el gobierno extendió la alerta roja a áreas del centro del país.

Por su parte, el gobierno de Costa Rica declaró el alerta en todo su territorio por un periodo de 48 horas. La tarde de ayer, la Comisión de Emergencias costarricense indicó que hay 231 comunidades afectadas en la zona del centro norte del país, junto a la frontera nicaragüense, de las cuales 23 se encontraban aisladas por daños en carreteras. (Diario.mx)