Ciudad de México.- Según información publicada la mañana de este domingo por Reforma, alcaldes y gasolineros de Tamaulipas aceptaron aplicar estímulo fiscal al precio de las gasolinas, sin embargo, este estímulo no aplicará para Ciudad Juárez.

Los propietarios de gasolineras de Tamaulipas aceptaron aplicar el estímulo fiscal al precio de las gasolinas establecido por la Secretaría de Hacienda para ofrecer el combustible más barato que el precio máximo, como sucede en Ciudad Juárez en algunas estaciones de servicio.

“Hacienda se comprometió a regresar el estímulo en 15 días y Pemex absorberá el crédito del subsidio para que los empresarios no lo carguen”, dijo a El Diario el presidente de la Asociación de Propietarios de Gasolineras de Nuevo Laredo, José Luis Palos Morales.

Al igual que en Juárez, los empresarios de la frontera tamaulipeca argumentaron que no podían aplicar los precios con estímulos establecidos por la SHCP y por lo tanto no estaban en condiciones de competir con los corporativos nacionales como Oxxo Gas.

El convenio, que se logró por la presión de los empresarios que contaron con la mediación del gobernador Francisco Javier Cabeza de Vaca y la diputada federal Yahleel Abdala, únicamente beneficia a Tamaulipas, dijo Palos Morales.

Un acuerdo similar, para que el SAT devuelva el estímulo fiscal en 15 días y que Pemex lo subsidie, puede alcanzarse para Ciudad Juárez, en caso de que los empresarios chihuahuenses y las autoridades estatales realicen una negociación con las autoridades federales.

En conferencia de prensa, el alcalde de Nuevo Laredo, Enrique Rivas, dijo que gracias al pacto alcanzado las estaciones de servicio abrirán este lunes, después de que los dueños habían anunciado el cierre en protesta por el aumento al costo.

La Secretaría de Hacienda publicó el 27 de diciembre en el Diario Oficial de la Federación el decreto con los “Montos de los estímulos fiscales aplicables a la enajenación de gasolinas en la región fronteriza con los Estados Unidos de América y precios máximos al público de dichos combustibles, vigentes del 1 al 10 de enero de 2017”.

Para la Zona V, donde se ubica Ciudad Juárez, fijó el precio máximo para el litro de Magna en 15.71 pesos sin estímulo fiscal, el cual es aplicado en la mayoría de las estaciones de servicio.

El precio al público con estímulo fiscal es de 12.44 pesos, como se expende en las gasolineras de Oxxo Gas y Petrol.

La SHCP estableció un estímulo fiscal de 3.27 pesos por litro de gasolina Magna, a absorber por los empresarios pero sujeto a devolución por parte del Servicio de Administración Tributaria.

Sin embargo, tanto en Juárez como en la frontera de Tamaulipas, los propietarios locales han argumentado que no pueden absorber el monto del estímulo fiscal.

En Nuevo Laredo, que corresponde a la Zona VI, el incentivo es de 2.77 pesos por litro de Magna, por lo que el precio de venta al público autorizado es de 13.72 pesos (sin el subsidio es de 16.03), según el decreto.

En Reynosa, Zona VII, el estímulo es de 2.91 pesos para expenderse en 12.89 pesos, en vez de 16.03 que es el precio máximo. (Diario.mx)