Ciudad de México.- Los padres de los 43 estudiantes de la Normal Rural de de Ayotzinapa, Guerrero, que desaparecieron la noche del 26 de septiembre de 2014, emplazaron al titular de la Procuraduría General de la República, Raúl Cervantes, a entregar a más tardar en la segunda semana de agosto resultados concretos de la investigación sobre la presunta participación de elementßos de la Policía Federal y del Ejército en el llamado caso Igtuala, así como en el trasiego de droga de ese municipio a la ciudad de Chicago, en Estados Unidos, y el análisis a los números telefónicos de los estudiantes y detenidos.

Tras más de dos horas de una ríspida reunión –donde asistieron funcionarios de las secretarias de Gobernación y de Relaciones Exteriores, así como integrantes del equipo técnico del mecanismo de seguimiento designado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)–, las autoridades federales entregaron a los padres y representantes un cronograma que fija fechas para dar avances, sin embargo, algunas se postergan hasta octubre.

No estamos hablando de investigaciones que van comenzando, algunas iniciaron desde septiembre de 2015, tras la presentación del primer informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI). Creemos que hemos dado el suficiente tiempo y espacio para avanzar en esos puntos, dijo Vidulfo Rosales, abogado de los padres.

En una conferencia de medios a las afueras de la PGR, luego de la reunión, explicó que otra demanda de los padres es que el diálogo con las autoridades tiene que darse en el momento en que sea necesario y no sólo cuando estén presentes los representantes de la CIDH. El diálogo entre las partes tiene que fluir en todo momento y eso al parecer fue aceptado por la PGR.

Entre las líneas de investigación que seguirá la PGR y que deberá concluir se encuentra lo relacionado con la intervención de la Policía Federal, la policía municipal de Huitzuco y la identificación de los personajes citados como El Patrón y El Caminante, ya que todos ellos habrían intervenido en la desaparición de los estudiantes la noche y madrugada del 26 y 27 de septiembre de 2014, en manos del cártel Guerreros Unidos.

Vidulfo Rosales reconoció que la línea más compleja es la del Ejército. En el cronograma de la PGR se pretende concluirla en octubre, pero el emplazamiento es entregar esta información en agosto.

Asimismo, indicaron que la demanda de investigación en contra de Tomás Zerón de Lucio por haber realizado una diligencia irregular en el río San Juan, dijo ha quedado rezagada, para dar oportunidad de avanzar en el caso. Por eso no figuran el tema de Tomás Zerón ni del ocultamiento de la libreta que le fue asegurada a Sidronio Casarrubias y en la que aparecen los nombres de jefes policiacos que laboraban en Iguala, dijo el litigante.

Al término de la reunión, la cual fue ríspida, un grupo de padres pintaron el salón de la PGR con la principal exigencia a las autoridades del gobierno federal: Nos faltan 43. Vivos se los llevaron, vivos los queremos.

Esta es la segunda ocasión en que los padres de los 43 se reúnen con el procurador Cervantes, y la primera después del plantón de 26 días –entre abril y mayo– que mantuvieron frente a la PGR, en demanda de diálogo.

A este encuentro asistieron también los subsecretarios de Derechos Humanos de Gobernación, Roberto Campa, y de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Miguel Ruiz Cabañas; la subprocuradora Sara Irene Herrerías, y el fiscal del caso, Alfredo Higuera, así como los representantes de la CIDH.

Respecto del encuentro entre padres de los normalistas y autoridades, la PGR informó que seguirá poniendo en marcha acciones para dar cumplimiento a las recomendaciones que en su momento hiciera el GIEI y que dará a conocer información periódicamente respecto a los avances de la indagatoria.

El procurador Raúl Cervantes afirmó que continúan abiertas todas las líneas de investigación con relación a la desaparición de los estudiantes y reiteró que las puertas de la dependencia siempre estarán abiertas para que se conozcan los resultados de las investigaciones, con el compromiso de dar continuidad a las reuniones establecidas en el marco del Mecanismo Especial de Seguimiento del Asunto Ayotzinapa, con los padres y sus representantes. (Jornada.unam.mx)