Ciudad de México.- Desde este martes por la tarde cientos de personas se han congregado afuera de la Iglesia de San Hipólito, para conmemorar a San Judas Tadeo pese al exhorto de las autoridades de salud a mantener sana distancia y el aviso de misas virtuales.

La mañana de este miércoles 28 de octubre también siguieron llegando fieles con estatuas, medallas e imágenes del santo, pese a que el templo permanecía cerrado para evitar aglomeraciones y disminuir los contagios de Covid-19, sin embargo ante la gran afluencia de personas decidieron abrir la iglesia para el ingreso de personas de cinco en cinco.

Sin embargo, ante el anuncio del gobierno de la Ciudad de México sobre el cierre de los templos, los feligreses adelantaron los festejo, se reunieron sin sana distancia debido al poco espacio que hay entre la Avenida Reforma y la iglesia, además llevaron a niños y acudieron personas de la tercera edad.

El Sistema de Transporte Colectivo Metro también anunció que, a partir de las 20 horas del martes y hasta nuevo aviso, permanecerá cerrado el acceso norponiente de la estación Hidalgo, que corresponde con la Plaza de San Hipólito; mientras tanto los demás accesos al Metro estarán abiertos al público.

De acuerdo con información de la cuenta de Facebook del Templo de San Hipólito, la Misa en honor al Apóstol San Judas Tadeo podrá seguirse a través de la señal del canal 21 del sistema de televisión abierta. De igual manera, para quienes busquen seguir la ceremonia a través de internet, el Facebook TemploSanHipolitomx y la cuenta de Youtube Templo San Hipólito realizarán transmisiones en vivo del evento. El inicio está programado a las 12 horas.

Desde el pasado lunes 19 se realiza la novena en honor al Santo de las causas difíciles y los feligreses han podido participar en ella vía remota. Durante el día de hoy, algunos fieles pudieron asistir a la misa de las ocho, aunque tuvieron que hacer fila para ingresar debido a las restricciones de aforo en el recinto.

La última bendición estuvo programada para las 16 horas y la última Misa se realizó a las 18 horas. Tras el cierre del templo, reiteraron, no se recibirán peregrinaciones y las tradicionales mañanitas fueron canceladas. De igual forma exhortaron a los devotos a no repartir objetos religiosos ni comida, así como no llevar imágenes, altares o pirotecnia a las inmediaciones.

Por su parte, las autoridades capitalinas implementarán un operativo en la calles contiguas para evitar aglomeraciones. La entrada principal de la iglesia se encuentra protegida por vallas y se han desplegado elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la capital para invitar a que se retire quien acuda al lugar. La vendimia instalada año con año sobre avenida Hidalgo también será cancelada y su vigilancia estará a cargo de autoridades viales de la Ciudad de México.

“Se tiene comunicación con las autoridades eclesiales, se ha estado trabajando; ellos no van a celebrar estas misas tradicionales masivas y nosotros vamos a estar informando a la población. Y ese día también con un operativo especial para informar y evitar que haya aglomeraciones”, declaró Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de gobierno de la capital.

Hasta antes de la emergencia sanitaria, el templo recibía hasta 10,000 personas durante el 27, 28 y 29 de octubre de cada año. Debido a la afluencia de personas, cada 28, las avenidas Hidalgo y Paseo de la Reforma, así como la avenida de Francisco Javier Mina eran cerradas por policías de la Ciudad.

Hay que recordar que el templo reabrió sus puertas el pasado agosto y recibe visitas con un aforo máximo al 30% de la capacidad del recinto, es decir de 70 personas, cuidando que se respeten las medias de sana distancia, toma de temperatura corporal y uso obligatorio de cubrebocas y gel antibacterial..

El también llamado “San Juditas” tiene una gran popularidad entre los barrios y colonias pobres de México, ya que es el santo de las causas difíciles y desesperadas. La Santa Muerte y Malverde son los otros santos relacionados al sector. (www.infobae.com)