Ciudad del Vaticano.- El Papa Francisco nombró como obispo de Nuevo Laredo, Tamaulipas, a monseñor Enrique Sánchez Martínez, hasta ahora obispo titular de Tamugadi y auxiliar de Durango, informó la sala de prensa del Vaticano.

En un boletín dijo que Sánchez Martínez nació el 2 de diciembre de 1960 en Cuencamé, diócesis de Gómez Palacio. Realizó estudios eclesiásticos en el seminario de Durango y obtuvo la licenciatura en Sociología en la Pontificia Universidad Gregoriana.

El nuevo obispo de Nuevo Laredo fue ordenado sacerdote por la arquidiócesis de Durango el 29 de junio de 1986.

Asimismo, Sánchez Martínez fue ecónomo y docente del Seminario Mayor, encargado de la Pastoral Social Diocesana y capellán de las Hermanas Hijas del Sagrado Corazón, luego de lo cual fue nombrado párroco y vicario de la Pastoral.

Electo obispo titular de Tamugadi y auxiliar de Durango el 21 de julio de 2008, recibió la ordenación episcopal el 10 de octubre de ese año.

La sala de prensa del Vaticano también informó que el Papa aceptó la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Cremona, Italia presentada por monseñor Dante Lanfranconi y que nombró en su lugar a Antonio Napolioni, hasta ahora párroco de San Severino Vescovo, en la localidad de San Severino Marche.

Asimismo, el Pontífice aceptó la renuncia del obispo de Pavia, Italia, Giovanni Giudici y nombró como su sucesor a Corrado Sanguineti, del clero de la diócesis de Chiavari. (Redacción)