Río Bravo, Tamaulipas.- Petróleos Mexicanos (Pemex) presentó una denuncia formal ante la Procuraduría General de la República (PGR) por almacenamiento y posible venta ilegal de combustible en la gasolinera ubicada en el municipio de Río Bravo que fue clausurada el pasado 1 de septiembre durante un operativo realizado por corporaciones policiacas federales y estatales.

Por su parte, la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas inició una carpeta de investigación por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, relacionados con la misma gasolinera.

De acuerdo con las investigaciones, desde junio de 2015 la estación de servicio E10021 no compraba gasolina a Pemex ni había renovado su contrato de comercialización. Por tanto, operaba fuera de la legalidad dado que las bombas estaban funcionando y en los tanques de depósito había 24 mil litros de hidrocarburo, los cuales fueron asegurados.

Ayer, después de que especialistas de Pemex analizaron el combustible, dio positivo para gasolina tipo Magna la cual era expendida de manera ilegal en la gasolinera, situada en la Brecha 113 número 100, del municipio de Río Bravo.

Con acciones como esta el Grupo de Coordinación Tamaulipas reafirma su compromiso con la legalidad y el restablecimiento del Estado de Derecho en la entidad, así como en hacer frente en contra de las actividades que representan un incentivo para la delincuencia organizada y que sirven para el financiamiento de sus operaciones. (Redacción)