El aumento del costo de la gasolina y diésel tendrá un impacto inmediato en la movilidad de precios de todos los artículos, y los pequeños comerciantes de la capital del país tendrán que trasladar estos costos a sus precios finales aunque de inicio busquen absorberlos, advirtió la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope).

Ada Irma Cruz Davalillo, dirigente del organismo empresarial, dijo que el sector espera incrementos en fletes y servicios de transporte para la movilización de mercancías y no se sabe cuánto tiempo podrán los pequeños empresarios y comerciantes absorber esos mayores costos sin trasladarlos al consumidor, tal como lo han venido haciendo en los últimos meses.

En un comunicado expuso que si bien se tenía que tomar esta medida de liberalizar los precios de los energéticos, considera que la forma no es la más adecuada.

“En la Canacope Ciudad de México consideramos que la forma de implementar estos ajustes es desafortunada, por el impacto que tendrá en precios y las condiciones generales del mercado interno, lo que se reflejará en precios y en el consumo, que seguramente tendrá una disminución, lo que complicará el desarrollo de la economía”, dijo. (http://www.elfinanciero.com.mx/)