Tamaulipas.- El Congreso del Estado analiza una iniciativa para combatir y en su caso sancionar con mayor rigor, el robo de agua potable en la entidad por el detrimento que ocasionan a los organismos operadores así como a la población en general.

En ese sentido, este día, el diputado Javier Garza Faz, en representación del Gppan, planteó en tribuna reformar a la Ley de Aguas del Estado, a fin de incrementar la sanción a las personas que instalen en forma clandestina, conexiones no autorizadas en la red de agua potable.

En el estado de Tamaulipas hay familias que no cuentan con este recurso vital en sus viviendas además de que vastos sectores de zonas urbanas, afrontan problemas de desabasto, esta situación se registra principalmente en la zona centro y norte del estado.

En marzo pasado, en una reunión del secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, Gilberto Estrella Hernández e integrantes de la LXIV Legislatura, se abordó el tema con el fin de plantear alternativas de solución.

Con base a lo expuesto en esta reunión convocada por la administración estatal a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma) y la Comisión Estatal del Agua de Tamaulipas (Ceat), se considera que en Tamaulipas es grave el delito de robo de agua potable en perjuicio de las Comapas y de los usuarios.

De acuerdo al diagnóstico de la Ceat, a cargo de Javier Pinto Covarrubias, la existencia de gran cantidad de miles de tomas clandestinas alienta el robo de agua potable, por lo que en reuniones convocadas por el Gobierno de Tamaulipas en el sur, centro y norte de la entidad se está solicitando el apoyo de los legisladores del H. Congreso para endurecer las sanciones por este delito.

En su momento, Estrella Hernández de Seduma solicitó el apoyo del H. Congreso local para endurecer las leyes en relación con el robo de agua que se vive en los principales municipios de la entidad. (www.elsoldetampico.com.mx)