Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Durante los últimos cuatro ejercicios fiscales, Tamaulipas perdió 192 millones 490 mil 690 pesos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y del Distrito Federal (FASP), producto de subejercicios millonarios y de severas irregularidades detectadas en el área de adquisición de bienes y servicios por parte del Estado.

Los informes de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), refiere que en los últimos cuatro años, el presupuesto más elevado para Tamaulipas en este rubro, fue el asignado en el 2015, el quinto año de gobierno de Egidio Torre Cantú y que fue precisamente el ejercicio de esos recursos el que más irregularidades tuvo.

Para el ejercicio 2015 la Federación asignó a Tamaulipas, 294 millones 865 mil 200 pesos, de los cuales, tuvieron que reintegrarse al FASP, 124 millones de pesos y además se ocasionó un probable daño a la Hacienda Pública Federal por un importe de un millón 378 mil 500 pesos, por no contar con evidencia documental del pago de cargadores y municiones ni la entrega de bienes por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Las principales irregularidades en ese ejercicio fueron la falta de oportunidad en el ejercicio de los recursos del fondo, pues solo se ejerció cerca del 54 por ciento de los recursos transferidos del FASP y al 30 de abril del 2016, solo había ejercido un 8 por ciento más, lo que dejaba en el “aire” poco más de 109 millones de pesos.

Todo ello, según las estimaciones de la ASF se impactaron en los objetivos y líneas de acción de los ejes en materia de seguridad pública y generó retraso en las acciones de los Programas con Prioridad Nacional.

Pero las malas noticias con el FASP no terminaron ahí, pues al siguiente ejercicio fiscal, el de 2016, la Federación “rasuró” 32 millones 783 mil 516 pesos al Presupuesto de Tamaulipas, logrando solo 262 millones 081 mil 684 pesos por parte del FASP para la entidad.

Los motivos por los que Tamaulipas perdido más de 61 millones de pesos para Seguridad Pública, es porque incumple con uno o varios de los siete indicadores mediante el cual se distribuyen los recurso.

Los indicadores que se toman en cuenta para la distribución son: número de habitantes de los estados y del Distrito Federal; índice delictivo, índice de ocupación penitenciaria, avance en la aplicación del Programa Nacional de Seguridad Pública y proyectos nacionales convenidos en proceso.

En el 2017, Tamaulipas recibió 265 millones 712 mil 516 pesos del FASP, contra los 254 millones, 426 mil 890 que recibirá durante el 2018.

La ASF determina que sus trabajos de fiscalización que el Gobierno de Tamaulipas no dispone de un sistema de control interno adecuado que le permita identificar y atender los riesgos que limitan el cumplimiento de los objetivos del fondo, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos, lo que incidió en las irregularidades determinadas en la auditoría.

La ASF ha detectado además que las metas establecidas para los indicadores oficiales de desempeño del fondo no se cumplen, ya que en los indicadores referentes al tiempo de atención a la sociedad en los centros de control, comando, cómputo y comunicaciones, porcentaje de la eficiencia en las metas de profesionalización de las corporaciones policiales del Ramo 33 y el porcentaje del gasto y metas de profesionalización del Ramo 33, la entidad reportó un avance parcial en las metas. (ELmercurio.com.mx)