Melbourne, Australia.- Salió del agua con las extremidades ensangrentadas. Luego de jugar un partido de fútbol, Sam Kanizay decidió ingresar a la playas de Melbourne (Australia) para bañarse. No sabía que este simple chapuzón le traería un serio problema, según un video publicado en YouTube.

El chico de 16 años salió de las aguas con una pequeña sensación de tener arena en las piernas, por ello, pensó que lo mejor sería volver a sumergirse. En la segunda salida ya estaba ensangrentado.

Jarrod Kanizay, padre del muchacho, se dio cuenta de que las piernas de su hijo estaban cubiertas por pequeñas criaturas. “Se comieron la piel de Sam y le hicieron sangrar contundentemente”, relató.

Jarrod atendió a su hijo en el hospital, donde poco a poco se recupera de sus heridas. Luego decidió investigar qué eran estos peligrosos animales y regresó a la playa para capturar algunos ejemplares.

“Capturé algunos bichos durante la noche en la bahía. Puse carne en la red y la comieron como si no hubiera un mañana”, dijo el hombre en declaraciones al Daily Mail.

“Los llevamos a casa y se pegaron a la carne. Chuparon toda la sangre”, agregó.

Alistair Poore, experta en animales marinos invertebrados de la Universidad de New South Wales, dijo en The Guardian que nunca ha visto un caso como este.

Descartó que se trate de un ataque de medusa porque el sangrado de Sam fue excesivo para algo así. Por ahora solo ha llamado “piojos marinos” a esta extraña especie.

Un video de YouTube muestra de cerca a estos misteriosos animales invertebrados. (LaRepublica.pe)