Manila, Filipinas.- El presidente de Filipinas reveló hoy que los militantes de Abu Sayyaf pudieron haber contemplado secuestrar y posteriormente asesinar a la estrella del boxeo Manny Pacquiao, con lo que dio a conocer detalles no revelados sobre un grupo extremista acusado de decapitar a un rehén canadiense.

El presidente Benigno Aquino III aseveró que los militantes musulmanes también tenían planeado detonar bombas en la zona metropolitana de Manila para intentar obtener el financiamiento del grupo Estado Islámico pero el plan operativo fue detectado y las tropas militares de aquel país minimizaron la capacidad de daño de los militantes.

Aquino, cuya gestión concluye en junio, se comprometió a “dedicar todas mis energías” para asegurarse que los extremistas tendrán “al menos, un problema al estar degradados”, para su sucesor.

Aunque ha forjado un pacto de paz con un grupo islamista rebelde, Aquino señaló que no hay posibilidad de entablar pláticas con Abu Sayyaf, reconocido por su brutalidad y acusado de decapitar al canadiense John Ridsdel el lunes en la provincia Sulu.

“Siempre hemos creído en el poder del diálogo, el desarrollo y la participación activa contra las armas”, sostuvo Aquino. Pero al referirse a Abu Sayyaf explicó: “Han elegido sólo el recurso de la fuerza y les responderemos con tal recurso”. (http://diario.mx/)