California, Estados Unidos.- De acuerdo con la agencia Notimex, el pasado lunes un policía de California, Estados Unidos, baleó al mexicano de 73 años Francisco Serna, porque pensó que el adulto mayor iba armado cuando en realidad portaba un enorme crucifijo de madera.

Serna, residente en Bakersfield, California, quien padecía problemas mentales desde 2015, realizaba su caminata rutinaria alrededor de la media noche.

La familia del adulto mayor, demandaron este jueves una investigación federal y estatal para esclarecer el hecho y se haga justicia por el “excesivo lujo de fuerza”.

“Es difícil aceptar que la vida de nuestro padre terminó de manera tan abrupta y con excesivo lujo de fuerza”, señaló la familia en un comunicado.

“Nos han robado a nuestro padre en tiempos en que nuestra familia debería estar celebrando las fiestas de fin de año y de tener recuerdos felices, y en su lugar ha sido asesinado por un agente de la policía. Nuestro padre fue tratado como un criminal y lo dejaron morir solo sin su familia a su lado”, agregaron.

La vocera de la familia, Cindy Imperial, informó que se pidió una profunda y seria investigación por parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos, así como de la Procuraduría de California. Además, se solicitará que se nombre a un fiscal independiente en el caso.

Imperial, indicó que “la propia policía de Bakersfield ha confirmado que Serna se encontraba desarmado”.

Francisco Serna fue padre de cinco hijos, 16 nietos y cinco bisnietos, era originario de Tamaulipas y trabajó por muchos años en los campos de algodón en el valle central de California hasta que se retiró hace unos 12 años.

El agente que mató a Serna es el oficial Reagan Selman, quien tiene 16 meses en el Departamento de Policía de Bakersfield, fue un miembro de la Marina de Estados Unidos y es originario de Texas. (ImparcialOaxaca.mx)