Matamoros, Tamaulipas.- A través de un decreto, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca tomó el mando y control de la Policía Preventiva y Tránsito de Matamoros, en vista “de una configuración de fuerza mayor”.

El mando directo será por un año a partir de este 22 de septiembre, fecha en que se publicó el decreto en el Periódico Oficial del Estado, edición Vespertina.

Según los considerandos, se han dado alteraciones graves a la seguridad pública derivadas de protestas que se adjudican a un segmento de la delincuencia organizada, para impedir que el Grupo de Operaciones Especiales (GOPES) de Seguridad Pública meta en orden a los prestadores del servicio de taxi.

En su artículo Cuarto el decreto previene a los integrantes del ayuntamiento matamorense a que “coadyuven y presten todos los auxilios para el cumplimiento del presente decreto”. (Gaceta.mx)