Tamaulipas.- Alrededor de 10 patrullas de la Policía Estatal de Tamaulipas llegaron a la colonia Tampico-Altamira a una casa que fue reportada debido a que en ella se celebraba una fiesta infantil, con una gran cantidad de gente, pese a la recomendación de evitar todo tipo de evento social, en el cual se encontraban más de 20 personas.

Los acontecimientos se registraron después de que los vecinos del lugar dieran la alerta de que se efectuaba una fiesta en el domicilio que se ubica en la calle Niños Héroes casi esquina con Lucio Blanco, donde tanto adultos como niños se divertían sin importar el riesgo de contagio de coronavirus.

Los agentes descendieron de las unidades para exhortar a los presentes a retirarse, ya que la instrucción de las autoridades de salud es permanecer en casa ante el alto riesgo de contagio.

Algunos de los invitados se mostraron molestos por el actuar de la policía, debido a que aseguran hubo exceso la de fuerza pública, ante la presencia de los niños.

Al parecer también fue necesaria la presencia de los paramédicos de la Cruz Roja para atender a una mujer embarazada después de presentar una crisis nerviosa, la que por fortuna no requirió ser trasladada a un hospital. (ElDiarioDeVictoria.com.mx)