México.- Entre febrero y mayo del 2017, los precios de las gasolinas a los consumidores mexicanos han registrado en promedio bajas consecutivas cada mes. La gasolina Magna al 16 de junio se ubicó en 15.89 pesos por litro, 41 centavos (2.54%) por debajo de lo que costaba el primer día de enero, la Premium se ubicó ese día en 15.92 pesos por litro, 40 centavos (2.18) también por debajo del primer día del año y el diesel en esa misma fecha se cotizó en las gasolinerías en 16.53 pesos por litro, 52 centavos (3.03%) menos que al iniciar el 2017.

El tipo de cambio del peso respecto al dólar, un componente fundamental en la determinación diaria en el precio de los carburantes, en dicho lapso ha dibujado la misma tendencia que han registrado día a día los precios en las gasolineras de la Ciudad de México y la zona conurbada, aunque en una magnitud mucho menor.

El 1 de enero, la cotización del dólar FIX determinada por el Banco de México se ubicó en 20.62 pesos por dólar y para el 16 de junio de este año, fecha de corte del ejercicio en cuestión, la cotización del mismo se estableció en 18.12 pesos, es decir, 2.50 pesos menos (12.1%) por debajo del registro al inicio del año.

En este punto destaca que la baja en el tipo de cambio es casi cinco veces superior (12.14%) a la que registró el precio de la gasolina Magna (2.54%), diferencial que llama la atención cuando el criterio de las autoridades hacendarias en el proceso de flexibilización del mercado de combustibles era la de asociarlo a la evolución de tipo de cambio, así como a la del precio internacional de la gasolina. En este caso, la baja en el precio de la gasolina fue de sólo la quinta parte de la del tipo de cambio.

El precio de la gasolina de referencia internacional para la determinación del costo de la que se expende en México ha bajado mucho más que los 41 centavos en los cuatro meses recientes. El precio al público de la gasolina regular en la Costa del Golfo en EU, del 1 de enero al 16 de junio del 2017, pasó de 0.567 a 0.566 dólares por litro en dicho lapso, una baja que si bien porcentualmente es marginal, al traducirla en pesos por el tipo de cambio, se tiene que la baja es de 1.47 pesos.

El análisis comparativo de las cifras muestra que si los precios de las gasolinas en Estados Unidos están bajando y también lo está haciendo el tipo de cambio, se esperaría que la cotización de las gasolinas a los consumidores mexicanos estuviera más en consonancia con las variables que lo determinan, pero ello no ha sucedido así, tal como se hubiera esperado a partir del discurso de las autoridades hacendarias cuando plantearon adecuar el mercado mexicano de combustibles a los precios de referencia internacional.

El precio de cada una de las gasolinas y el diesel se determinó a partir de una muestra de los publicados diariamente por la Comisión Reguladora de Energía. Considera las 16 delegaciones de la Ciudad de México y 18 municipios conurbados. (ElEconomista.com.mx)