El consejero del INE, Arturo Sánchez Gutiérrez, aseguró que preocupa que la delincuencia organizada amenace a candidatos a renunciar o que que se registren actos de violencia como los del día de ayer, que generan un ambiente poco favorable para la elección

Arturo Sánchez Gutiérrez, consejero del Instituto Nacional Electora (INE), afirmó que a 21 días de la jornada electoral, hay preocupación al interior del órgano electoral por la ola de violencia registrada recientemente en Tamaulipas.

En entrevista para el espacio de Jaime Nuñez, el consejero electoral afirmó: «En el INE la violencia que se ha generado en Tamaulipas nos preocupa desde el punto de vista de la organización de la elección».

Por ello, dijo «estamos dando instrucciones a nuestra gente que sean cautelosos y que no se arriesguen al entrar a una zona complicada en el proceso de capacitación, que sigue, pero no se puede arriesgar a nadie en este proceso».

De igual forma, «nos preocupa que la delincuencia organizada esté amenazando a candidatos a renunciar o que haya actos de violencia como los del día de ayer, que generan un ambiente poco favorable para la elección, por lo que buscamos que las autoridades competentes actúen en consecuencia y nos ayuden a meter orden para que los partidos y sus candidatos puedan seguir haciendo sus campañas».

Apuntó que en el INE, «lo que podemos hacer es coadyuvar con las autoridades locales, pero definitivamente nosotros no somos los que podemos controlar ese tipo de situaciones».

Por otra parte, recordó que para el proceso electoral en Durango, «el viernes pasado, tomamos una decisión muy importante del Consejo General. Hemos visitado la entidad en varias ocasiones, tanto la comisión de organización de los procesos locales como al comisión que yo presidio, que es la que vincula al INE con los órganos locales y electorales, y observamos una falta de coordinación entre el Consejo General y la estructura».

Indicó que tras esta situación, «el Consejo General destituyó a la secretaría ejecutiva, un brazo fuerte de la estructura operativa de la elección; pero más allá del diferendo jurídico lo que nos importa es que la elección salga bien y que a 21 días de la jornada electoral todos os procedimientos caminera adecuadamente y no podemos tener certeza si hay este tipo de diferendos que no se está operando correctamente la elección».

Aclaró que a diferencia de Chipas, donde se destituyó a tres de los siete consejeros, «en Durango no hay un procedimiento iniciado en contra de ningún consejero electoral, nosotros no estamos en condiciones de iniciar un procedimiento, lo que estamos garantizando es que la elección vaya correctamente y que, en consecuencia, los consejeros tengan los elementos suficientes para poder ordenar y que se les obedezca en lo que debe hacerse en los días que faltan para la elección y que todo fluya adecuadamente es un proceso totalmente distinto». (http://www.radioformula.com.mx/)