Tamaulipas.- Luego de la derrota de Partido Revolucionario Institucional en Tamaulipas, ha llegado la hora de hacer ajustes, por lo que el presidente Rafael González Benavides reconoció que son necesarios después de una campaña como la que vivieron.

Además tiene que hacer algunos ajustes en los gastos y sus actividades porque el Instituto Nacional Electoral le impuso una sanción de seis millones de pesos como multa.

Todo ello en conjunto los ha llevado a tener que ajustar sus gastos, como compensaciones y otros que resultan necesarios, como viáticos y “cosas como ésas”.

Algunos empleados de diversas áreas ya recibieron su carta de finiquito. (Posta.com.mx)