El otrora dominante Partido Revolucionario Institucional (PRI) eligió este domingo y en sus horas más bajas desde su fundación en 1929, a su nuevo presidente en la figura del exgobernador del estado de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas.

Con el tercer lugar como fuerza política en México y ahora en la oposición tras la victoria del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), del presidente Andrés Manuel López Obrador en 2018 en la elección presidencial, el PRI citó este día a sus militantes para elegir a su presidente nacional.

Este domingo por la noche, la Comisión Nacional de Procesos Internos del instituto político declaró que las tendencias, tras los primeros recuentos, favorecían la candidatura de Moreno Cárdenas.

Pero aunque el presidente del órgano interno, Rubén Escajeda, aseguró que los resultados del Programa de Resultados Preliminares PREP no se harían públicos fue presionado por la prensa y dijo que tras el 33 % de las casillas computadas Moreno Cárdenas tenía el 84,5 por ciento de los votos.

Nuestra fórmula ha ganado una elección de manera transparente, pacífica, en armonía, con gran diferencia y con clara contundencia”, afirmó Moreno Cárdenas a medios minutos antes que la Comisión Nacional de Procesos Internos.

Con el triunfo perfilado, Moreno se aventuró a definir algunas líneas de su futura dirigencia y aseguró que el PRI “será un partido crítico, firme, que señalará todos los errores, la falta de dirección y de rumbo (del actual Gobierno Federal encabezado por Morena) además de apuntarse como una “oposición responsable”.

El organismo apuntó que en el segundo lugar se ubicó la exgobernadora del estado de Yucatán, Ivonne Ortega, con el 7,9 por ciento de los sufragios, mientras que en el tercer lugar se instaló Lorena Piñón con el 2,3 % de los votos.

A pesar de dar a conocer los primeros conteos y sin precisar el número de votantes en la jornada, la Comisión del PRI apuntó que los resultados oficiales se darán a conocer el 14 de agosto.